La misma voz ronca

Esmegal
Seneraldas
de puente y río
palmas plantas como lenguas
menta botella de verde todo
hombres-ojos-ámbar
mujeres-caderas-viento
velas en la sombra
mueven la memoria.
Estupiñán y Senghor
son el rito
el espacio
los cuerpos
el olor de un perfume llamado gongó
en cuellos brillantes
de tanta marimba y balafón
con los dedos de chonta
y la misma voz ronca
de todos los siglos.

***

María Fernanda Espinosa (Salamanca, España, 1964), profesora universitaria, especialista en estudios amazónicos y derechos indígenas. Ha publicado Caymándote (1990), Tatuaje de selva (1992) y Loba Triste (2000). Este poema está tomado de la Antología de poesía seleccionada por Iván Carvajal y Raúl Pacheco en Alfaguara (2009).

Anuncios