En una tentativa de conectar los niveles superior e inferior del Niágara, divididos por las cataratas que llevan su mismo nombre, William T. Love construyó a finales del XIX el llamado Canal Love sin imaginar siquiera que sería una de las tragedias ambientales más espantosas de la historia americana.

En 1920 y hasta 1953 el Canal Love se convirtió en el vertedero industrial de la zona llegándose a depositar 21.000 toneladas de productos químicos muy tóxicos: disolventes orgánicos, ácidos, metales, pesticidas y subproductos, muchos de ellos carcinógenos o teratogénicos (creando defectos del nacimiento).

En 1953, la Hooker Chemical Company, entonces los dueños del canal, lo cubrieron con arcilla para que hiciera las veces de barrera y lo vendieron a la ciudad por un dólar. A pesar de que la compañía química advirtió de los peligros, se pensó que, recubriendo, como hicieron, todo el vertedero con las distintas capas de arcilla y tierra quedaría suficientemente sello. Allí la ciudad de Niágara Falls construyó cerca de 100 hogares y una escuela que empezaron a verse perjudicados al final de la década cuando los obreros que construían la escuela removieron la arcilla, como se comprobó más tarde. Niños que jugaban en el patio sufrían quemaduras, algunos enfermaron y murieron; vapores tóxicos emanaban de vez en cuando dañando las plantas; con la lluvia salía barro cargado de una mezcla oscura y tóxica, etc. Los problemas continuaron durante años y  en 1978 se hicieron análisis de las aguas de la zona que mostraron la presencia de 82 productos químicos contaminantes. El Departamento de Sanidad comprobó que una de cada tres mujeres había tenido abortos espontáneos, un porcentaje muy superior al normal, y que de 24 niños, cinco tenían malformaciones. Se estudiaron otras enfermedades en niños y se vio que su incidencia era claramente más alta que en la población general. La zona fue declarada un área catastrófica. La escuela fue cerrada y cientos de familias de la zona evacuadas. Todo el proceso supuso casi 200 millones de dólares además de los graves daños a la salud de las personas.

Texto extraído y refundido de varios cursos sobre contaminación ambiental

Anuncios