Y si me saliera en forma de pene y volviera a entrar
y salirme por la boca mientras eyaculo, cuánta similitud entre
la materia gris y mi caca. No sin embargo, cuánta similitud
entre la materia gris y mis intestinos. Pero cuál es el estómago
del cerebro; ahora hay un ente blando ajustado a tu cintura,
una constante flexión de masa que repica como yegua.
A duras penas sigues siendo la ingestión del día,
la prieta faz de luz que ya no rebota.
Eres una bestia, eres la bestia pura.

♠♠♠

Si Dios cayera en punto al llamado de mis heces
y en cada chorro mi chorro estrujara la barriga serena del mismo
dios, alijara sus contornos con la humedad de mi caca mientras
esa caca vuelve a quebrar mi cuerpo, la extensión y argumentos
de algún otro cuerpo prendido aunque diminuto, mojado a veces,
otras demasiado seco.
Pero si pudiera eyacular en el momento exacto que me nace la caca,
así ambos chorros se juntaran en alguna parte
mutuos fecundados, alteración y furia.

♠♠♠

Si pudiera padecer un órgano robusto que cuaje en ese
arco luminoso y de éste una nueva extensión de carne
expulsara tensa de la mano de Dios, creciendo roja hasta
volver a buscarme o de lo contrario, si pudiera padecer
en masa la extensión robusta de un cielo que tarje mi vida
en un atuendo claro, ese puño de Dios creciendo saldría
a buscarme. Necesito ser el golpe final de un acto superior
que se desate sobre el mundo, la ampliación de un milagro,
agitarme sobre el frío claro de un otro cuerpo que no tenga salidas.

♠♠♠

Ahora la deposición es clara: el gran impedimento del habla desaparece.

♠♠♠

DEBATIR AQUÍ LA IDEA
DE DIOS COMO PANZA
UNIVERSAL O PRIMER
MOVIMIENTO DE UNA
DIGESTIÓN CÓSMICA
QUE COMPROMETE LA
SUPERVIVENCIA DE
SÓLO ALGUNOS SISTEMAS
SIN MAYORES
RESULTADOS

♠♠♠

Pero qué padece tu raza que no la mía
si yo también sudo y cobijo liendres,
si me sale caca y mi moco compite
con el tuyo al borde de las mismas junturas.
Pero qué padece tu raza que no la mía
si tu piel se quiebra y destiñe al resto,
apesta a desprestigio y victoria paria.
De otra parte encima mío peores traumas configuran.

♠♠♠

A veces la cabeza como la boca se llena de babas.
Sólo así me vuelves un estado de asalto,
propaga nuestra devoción y su poder
al asilo del único sendero donde reposo,
entre los perros y criaturas de sangre cobriza,
donde sólo el retraso me alaba.
En esta calma estéril reinventa el grito,
embiste cada partícula del dios que trajina por
tu fofa gracia. Haz conmigo el invasor,
el aparato invertido que por un lado opera y por el otro
grazna cojo en la nulidad y me pare,
para revolverte por el cosmos,
para no regresar jamás,
la urgencia de un sistema que se amolde a todas las razas.

♠♠♠

Cómo padecer este reino sin suspenderme
de la carne que me cae de la carne,
bloquear nuestra constante lucha por una existencia exacta,
evacuar esta tierra sin dejar huella, sonido.
Haz de ti la criatura lerda que gatea por mis venas
y en el ánimo de ese dios, mira con prudencia
las cosas que debí parir en vez de caca. Pero
quién sanará si ya no encuentra refugio en tu costado abierto,
nuestra desgracia cruje suspendida de esta malformación de cara,
el don para curar y ver por encima de los muertos.

♠♠♠

Dios es un amor en el bajo vientre.
Nos crece ancho, embrutece y toca.
Nódulos y centellas rellenan su boca,
no deja grumos. Su cada orificio confina
un jadeo que nos reúne por cada fragmento
de piel, desde cada milímetro de pelo. Como
si viviéramos en una curva inabarcable
y al filo de esta nalga hubiera
un punto inquieto de luz y este punto fuera
de luz pero luz de caca, vetado al riesgo de todo
lenguaje, su impecable marcha contra lo que
quieres hacer tuyo, ser la primera extensión
de grasa que se recompone.
Una fe incapaz de sostenerme oscila
en tu lengua. Lo que ésta toca vuelve
nueva extremidad. Inhalas
y tu pensamiento se extiende
por falanges y falangetas
hasta suceder en otra dimensión
como un aleteo que se extingue.

♠♠♠

EL RESTO NO FUE PERFECTO

♠♠♠

no-titulo1

Renato Gómez (Jesús María, 1977)


Girabel – tRpode – OileauSerpentina Satélite – Long Play – Nothing to Say – …..

Anuncios